fbpx

Una visión completa de lo que realmente es la terapia de exosomas

No hay comentarios

¿Qué son los exosomas?

Los exosomas son las llamadas vesículas extracelulares, o pequeñas burbujas, liberadas de las células, especialmente de las células madre. Actúan como transportadores de cierta información genética y proteínas a otras células.

Permiten la comunicación de célula a célula, transportando moléculas que son reguladores importantes de la información intracelular entre células cercanas y distantes. Llevan información de un lugar a otro con diferentes funciones y propósitos, diciéndoles a las células cómo y cuándo reaccionar.

Los exosomas se anuncian como la próxima frontera de la terapia celular. Si bien no son células en absoluto, juegan un papel vital en la comunicación y el rejuvenecimiento de todas las células de nuestro cuerpo. La ciencia ha demostrado que la comunicación de célula a célula es importante para mantener un terreno celular saludable.

La edad, las enfermedades crónicas, los factores ambientales y los trastornos genéticos pueden interferir con la forma en que nuestras células madre se comunican con otras células, lo que interrumpe el proceso de curación. Los exosomas juegan un papel clave en la regulación de estos procesos de comunicación.

¿Qué es la terapia de exosomas?

La investigación nos ha dado una visión valiosa de la funcionalidad práctica de los exosomas. Al exponer las células de un organismo antiguo a las de un organismo más joven, podemos ver que los exosomas de las células madre jóvenes son responsables de rejuvenecer las células más viejas. Este mecanismo de curación ahora se puede usar en medicina regenerativa.

Una enfermedad degenerativa proviene de un deterioro continuo de las células, que afecta tejidos u órganos. Si bien las células madre generalmente son responsables del rejuvenecimiento de las células, los factores externos pueden obstaculizar las células madre en esta función. Es posible que no puedan proporcionar toda la información necesaria.

Apoyar su función con exosomas externos podría tener un mayor efecto positivo, al proporcionar nuevas piezas de información para apoyar el proceso de curación.

¿Quién puede beneficiarse de la terapia con exosomas?

Los exosomas pueden ayudar a regular los procesos dentro del cuerpo. Los pacientes con enfermedad de Lyme, inflamación crónica, enfermedad autoinmune y otras enfermedades degenerativas crónicas pueden beneficiarse al incluir exosomas en su régimen de tratamiento.

Los exosomas también pueden ser beneficiosos como parte de una terapia antienvejecimiento. Los pacientes con enfermedad articular degenerativa también se han beneficiado del uso de exosomas.

¿Qué son los exosomas y cómo funcionan?

Los exosomas son vesículas extracelulares, o pequeñas burbujas, liberadas por las células que actúan como transportadores de información genética, proteínas y ARN mensajero a otras células. Esto generalmente ocurre en respuesta a lesiones. En términos generales, los exosomas transportan información sana y perdida y la insertan en las células objetivo. Los exosomas liberados por las células madre jóvenes han demostrado ser muy poderosos para regular los procesos regenerativos en el cuerpo y ayudar en el rejuvenecimiento.

Los exosomas de las células madre contienen información celular valiosa que consiste en proteínas e información genética que la célula necesita para funcionar correctamente. Estos exosomas derivados de células madre también han demostrado que ayudan a transferir las células NK (células asesinas) a las células T-reguladoras (células auxiliares). De este modo, ayudan a calmar un sistema inmunitario sobrereactivo y a modularlo para que responda de manera coordinada. También se pueden usar como un sistema de suministro de medicamentos.

¿Cómo se realiza la terapia?

Los exosomas se administran como un tratamiento IV o push IV. Como parte de la terapia de rejuvenecimiento articular, los exosomas se administran directamente en el área articular afectada. La concentración normal es de mil millones de exosomas por 1 ml. Un tratamiento puede consistir en hasta 15 mil millones de exosomas.

La dosificación es individual para cada paciente y no existe un protocolo establecido o establecido. En algunos casos, los exosomas se pueden combinar con ultrasonido focalizado, terapia de frecuencia o hipertermia regional que pueden ayudar a atraerlos a un área determinada del cuerpo.

¿Qué puedo esperar después del procedimiento? ¿Hay algún efecto secundario?

La terapia con exosomas generalmente se realiza de forma ambulatoria. La mayoría de los pacientes deben esperar salir de la clínica sin ningún tiempo de inactividad. El paciente no experimentará ninguna molestia. Menos del 10% de los pacientes informaron haber desarrollado fiebre leve, dolor de cabeza, náuseas o vómitos. Sin embargo, estos efectos secundarios nunca han durado más de tres días y generalmente se resuelven en 24 horas. No se han reportado efectos secundarios negativos a largo plazo.

¿Cuándo puedo reanudar la actividad física?

Para obtener una respuesta óptima de la terapia con exosomas, recomendamos lo siguiente:

  • Abstenerse de medicación antiinflamatoria.
  • Sin actividad extenuante durante las primeras 24–48 horas.
  • Reanude los ejercicios cardiovasculares después de 3 a 4 semanas.
  • Después de cuatro semanas, reanude cualquier actividad de levantamiento de pesas y carrera si es parte de su rutina anterior.

¿Son los exosomas más seguros que las células madre?

Tanto las células madre como los exosomas tienen su lugar en un protocolo de tratamiento. Esto depende mucho de lo que el médico tratante esté tratando de lograr. Cuando se realiza correctamente, el tratamiento con exosomas y / o terapia con células madre es seguro. La terapia con exosomas puede conllevar un menor riesgo de complicaciones ya que los exosomas no requieren un procedimiento quirúrgico invasivo para la recolección.

Además, el uso de células madre embrionarias puede estar relacionado con el riesgo de desarrollar tumores. Los exosomas derivados de células madre pueden cosecharse de manera segura y no proliferan, sino que transfieren valiosas señales biológicas a los tejidos del receptor y facilitan la normalización de diversos procesos patológicos.

¿Todos los exosomas son iguales para cada paciente o pueden individualizarse? ¿Y cómo serían individualizados?

Existen diferentes tipos de exosomas. Existe una solución de exosoma estándar general producida a partir de células madre mesenquimales derivadas de la placenta. Estas células madre son células madre de laboratorio GMP, que han sido examinadas y certificadas. El producto final contiene muchas citocinas antiinflamatorias y proteínas inmunomoduladoras.

También es posible producir diferentes tipos de exosomas. Algunos implican el uso del propio tejido de un paciente para proporcionar marcadores específicos en combinación con exosomas producidos en laboratorio. Existen varias técnicas que involucran medicina de frecuencia, ultrasonido focalizado o calor dirigido para atraer los exosomas a cierta área del cuerpo.

Las legalidades en cada país también juegan un papel en lo que es posible. El médico tratante puede decidir si la individualización es necesaria y cuál puede ser el mejor tipo de individualización.

¿Cómo se examinan los exosomas por seguridad? ¿Existe algún riesgo de transmisión de virus a través de exosomas?

El material de partida (células madre mesenquimales) es de grado GMP de laboratorio, lo que significa que se han examinado para detectar enfermedades, virus y bacterias. Una vez que se han extraído los exosomas, se descartan las células madre. La solución de exosomas terminada se filtra estéril y se prueba según la normativa farmacéutica estándar para la esterilidad.

¿Cuánto tiempo trabajan los exosomas en el cuerpo? ¿Qué es la línea de tiempo?

Los exosomas desencadenan una llamada respuesta bifásica. Primero, una reacción inmediata. Esto suele durar unas 24 horas hasta que las proteínas iniciales se hayan descompuesto. Luego, el ARN mensajero, que se ha insertado en las células objetivo, se activa y ayuda a «reprogramar» la célula. Esto generalmente demora de 6 a 8 semanas. Entonces, la línea de tiempo es de aproximadamente 8-10 semanas. Los efectos continuos pueden continuar durante meses después.

¿Son los exosomas el nuevo modulador inmune?

La modulación inmune es parte del enfoque del Instituto Cellular Hope que utiliza terapias de apoyo para restablecer los sistemas y funciones corporales fundamentales. Esto incluye establecer una respuesta inmune saludable equilibrando las células inmunes y sensibilizando el sistema inmune a los patógenos. Una respuesta inmune puede ser mejorada o suprimida por exosomas dependiendo de su célula de origen y su estado funcional.

Se ha informado que los exosomas derivados de células madre perjudican la maduración de las células dendríticas y regulan la activación, diferenciación y proliferación de las células B. Se ha demostrado que controlan la actividad de las células asesinas naturales y suprimen la respuesta inmune innata (IIR).

Los estudios que informan el papel de los exosomas en la modulación de linfocitos T son controvertidos. Por lo tanto, aunque los exosomas pueden ayudar en la modulación inmune en algunos casos, aún consideraríamos otras terapias de modulación inmune como la terapia del timo para apoyar la función inmune.

¿Hay un seguimiento después de los exosomas (100 días que siguen a SVF)?

Los exosomas son una forma de terapia celular y se puede aplicar una línea de tiempo similar a la hora de evaluar la respuesta del cuerpo. Por lo tanto, se programa la misma rutina de seguimiento y el progreso se mide después de aprox. 3 meses para determinar el protocolo de tratamiento de seguimiento personalizado y el protocolo de atención domiciliaria.

¿Se multiplican en los primeros 100 días como SVF o solo trabajan en celdas de señalización sin multiplicar?

Los exosomas no se multiplican, pero pueden ayudar a otras células en su proliferación insertando información celular faltante en ellas. Esta respuesta bifásica antes mencionada durará aprox. 3 meses y puede influir en la actividad de las células madre en el cuerpo.

¿Cuáles son las señales de que los exosomas están funcionando y cuándo puede una persona esperar ver los beneficios?

La respuesta bifásica puede ir acompañada de un cierto conjunto de síntomas. Esto puede indicar que los exosomas están ayudando en el proceso de reparación y regulación. En la fase inicial, los pacientes generalmente informan una reducción de sus síntomas inflamatorios.

Las siguientes semanas pueden ir acompañadas de síntomas leves parecidos a la gripe y energía fluctuante. Después de 6-8 semanas, la segunda fase de la respuesta tiene lugar en la cual las células usan la información que los exosomas transferidos a las células para regular y reprogramar la función celular y ayudar en los procesos de reparación.

Este proceso nuevamente puede provocar episodios con poca energía o que la luz vuela como síntomas y un brote de sus síntomas individuales. Por lo general, los primeros beneficios de la terapia se observan en 3-4 meses. Sin embargo, no es raro ver los beneficios después de 9 a 12 meses.

¿Los exosomas ayudan a la inflamación crónica?

Investigaciones recientes han demostrado que los exosomas derivados de células madre tienen un potencial antiinflamatorio e inducen altos niveles de citocinas antiinflamatorias y, por lo tanto, pueden ayudar a regular la respuesta inflamatoria. Además, también pueden inhibir la activación anormal de los macrófagos. El macrófago es un gran glóbulo blanco que es una parte integral de nuestro sistema inmunológico. Su trabajo es localizar cuerpos extraños microscópicos y «comerlos». Sin embargo, la activación desproporcionada de macrófagos puede inducir procesos inflamatorios indeseables.

¿Pueden los pacientes con infecciones crónicas y enfermedades autoinmunes beneficiarse de los exosomas?

Las infecciones crónicas tienen mucho en común con las enfermedades autoinmunes, incluida la respuesta inmune desregulada incapaz de proteger nuestro cuerpo de los patógenos invasores (bacterias, virus, mohos, etc.) mientras atacan sus propios tejidos y órganos, causando un daño estructural significativo. Uno de los mecanismos clave que controlan la dirección de las respuestas inmunes es el equilibrio entre las células inmunes específicas involucradas en la protección frente a las respuestas autoinmunes, la relación Th17 / Treg. Los exosomas de las células madre mesenquimales han demostrado normalizar la relación Th17 / Treg y devolver la respuesta inmune desviada a la normalidad.

Entrada siguiente
Cómo estimular su sistema inmunológico con terapia intravenosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

Menú
Open chat
Hello👋🏻
Can we help you?